Consejos para comprar un miniPC

Al tratarse de ordenadores tan compactos cualquier pequeño detalle puede ser determinante. Algo que puede hacer para muchos usuarios que la compra de estos dispositivos sea algo más complicado. Ya que en estos casos, aspectos que uno puede no tener en cuenta a la hora de comprar un ordenador de sobremesa normal, hay que considerar a la hora de comprar un mini PC.

impresorasPor eso, a continuación os dejamos con una serie de aspectos que tenemos que considerar a la hora de buscar y comprar un mini ordenador. De esta manera podemos tener más información que nos ayudará a acertar con nuestra elección. ¿Listos para conocer estos consejos?
¿Mini PC o Barebone?

Algo importante a tener en cuenta a la hora de comprar un mini PC es evitar confusiones. Una práctica habitual en la industria hasta hace relativamente poco tiempo era de la de presentar un mini PC como un barebone. Puede que a muchos el término barebone no les suene. Se trata de un ordenador que no está totalmente ensamblado en pequeñas dimensiones pero en este caso incluye la caja, la placa base y la fuente de alimentación. Mientras que el cliente tiene la opción de elegir el procesador) que quiere (Los Intel Nuc traen la CPU integrada también), además del disco duro o la memoria RAM. Además de ser el cliente el responsable de montarlo todo. Por lo que deberá tener conocimientos suficientes para montar el ordenador entero por su cuenta.

El mini PC es un ordenador que ya viene completamente ensamblado y ya está listo para funcionar. Como muchos ya habréis adivinado, el precio de un barebone es mucho más barato. Porque la falta una parte notable de los componentes. Además, otro aspecto que es importante saber, un barebone no incluye licencia para el sistema operativo. El mini PC es más caro, como es lógico, pero te ahorras el proceso entero y todo está ya listo para que lo uses. Y también te ahorras tener que comprar la licencia.

Por tanto, es importante conocer la diferencia entre ambos. Y así, a la hora de comprar sabed si lo que deseáis comprar es un barebone o un mini ordenador.
Sistema operativo

En el campo de los mini ordenadores tenemos una amplia selección en cuanto a sistemas operativos. Posiblemente más que en ningún otro tipo de dispositivo. Podemos elegir entre modelos con Windows, OS X, Linux o Android. Por lo que aquí juega un papel determinante lo que el cliente prefiere. El sistema operativo en el Impresoras termicas que más cómodo se siente a la hora de trabajar. Como es lógico, cada uno tiene una serie de características que lo hacen diferente:

Android: Es una opción sencilla de usar. Funciona igual que un smartphone, sólo que ahora será en un ordenador con un teclado y un ratón. Una buena opción para usarse como centro multimedia y una amplia selección de aplicaciones disponibles en la Play Store. No es la mejor opción si lo que queremos es trabajar con el dispositivo.
Linux: Hay modelos con versiones de distros de Linux preinstaladas. Una opción reservada para usuarios con más conocimientos de informática. Nuevamente buena opción como centro multimedia o de ocio.
OS X: Funciona como un ordenador Apple normal. Una buena opción si eres un usuario que va a trabajar con imágenes y vídeos. O si te gusta y te ves cómodo con este sistema operativo.
Windows: Ninguna sorpresa en este aspecto. Un ordenador normal que funcionará como cualquier otro dispositivo con el sistema operativo de Microsoft. Ideal para trabajar, ya que nos ofrece las herramientas ofimáticas necesarias. La más común y que encontraremos en casi cualquier hogar ??

Por tanto, a la hora de elegir el sistema operativo es ideal tener en cuenta el uso que queremos hacer del dispositivo. Ya que cada uno de estos sistemas operativos es mejor para una cosa distinta. También las propias preferencias, ya que habrá uno con el que te muevas con mayor comodidad.
Procesador

El procesador es siempre un aspecto muy importante, ya compremos un sobremesa, portátil o un mini ordenador como en este caso. El uso que vayamos a hacer del ordenador juega un papel clave de nuevo. Porque en función de ese uso, tendremos que considerar un tipo de procesador u otro. Ya que la potencia que necesitemos no va a ser la misma si lo que queremos es ver vídeos y películas que si vamos a usar el dispositivo para estudiar o trabajar.

Aunque, un detalle importante a tener en cuenta es las funciones que un mini PC puede llevar a cabo. Un error habitual entre muchos consumidores es pensar que porque el procesador es potente ya puede hacer de todo. Y en el caso de este tipo de dispositivos no es así. Generalmente en las descripciones de cada producto se suele decir qué funciones se pueden llevar a cabo. Por lo que se recomienda que se investigue un poco. Y así evitar posibles disgustos cuando sea demasiado tarde. Y ver que una función que teníamos en mente hacer con el dispositivo no es posible. Sino siempre nos podrás preguntar y te diremos el uso recomendado de ese procesador.

Pero, también hay otro detalle que debemos recordar. Un procesador más potente que nos ofrece un mayor rendimiento es más caro y suele consumir más. Por lo que lo potente que el procesador sea va a repercutir en el precio final de este ordenador compacto. Investigad bien y tened muy claro en todo momento el uso que queréis hacer del dispositivo. Porque comprar un modelo que no nos ofrece el rendimiento suficiente es malo. Pero comprar un ordenador con un procesador demasiado potente que no vamos a usar tampoco es ideal. Principalmente porque pagarás más dinero de lo que deberías. Cuando esto último es algo que no es necesario. Por lo que pensad bien para qué queréis comprar un mini ordenador. Así, elegiréis el procesador adecuado.
Memoria RAM

La RAM es otro aspecto que hay que tener en cuenta. Pero, en este caso un detalle que puede ser clave es comprobar si el dispositivo cuenta con la opción de ampliar la RAM. Esto puede ser algo importante, especialmente si queremos usar el dispositivo durante un mayor tiempo. La posibilidad de ampliar la RAM es una buena forma de alargar la vida del mini ordenador. Ya que vamos a hacer que funcione mejor. Ideal si después de un tiempo notamos una bajada en su rendimiento.

Por eso, hay que mirar en cada ordenador de manera individual. Hay modelos que cuentan con una cantidad de RAM determinada y no es posible ampliarla. Por suerte, hay otros que cuentan con slots libres que nos van a permitir insertar nuevos módulos de RAM. Y de esta manera podemos ampliarla de una forma bastante sencilla. En cuanto a precios, no hay una tendencia por la que aquellos que nos dan la opción de ampliar RAM sean más caros. Por lo que no es un aspecto por el que os tengáis que preocupar demasiado. Pero, es interesante tenerlo en cuenta para un futuro no demasiado lejano.
Almacenamiento

En el caso del almacenamiento ocurre algo similar a lo que pasa con la RAM. El mini ordenador viene con una capacidad de almacenamiento determinada. Pero, en muchos casos tenemos la opción de poder ampliar dicha capacidad. Algo que siempre puede resultar de utilidad. Además, en muchos ordenadores de este tamaño resulta sencillo poder abrirlo para instalar un nuevo disco duro de 2,5?.

Pero, también hay que tener en cuenta el formato del disco duro. Porque eso suele depender del modelo de ordenador. Hay algunos modelos que tienen formato de stick. Almacenamiento tipo eMMC, que va soldado a la placa base. Algo que hace que poder ampliar el almacenamiento se haga prácticamente imposible. La buena parte es que la mayoría de ordenadores compactos suelen apostar por discos duros o SSD.

En esos casos es posible ampliarlo sin demasiados problemas. Por lo que es importante que cuando busquéis un mini PC prestéis atención al tipo de almacenamiento que posee. Porque depende del uso que vayáis a hacer es muy probable que algunos de vosotros tengan que ampliar la capacidad de almacenamiento. Un disco duro o SSD es la opción deseada en estos casos. Porque nos facilita mucho la potencial ampliación. Y así evitamos problemas a medio y largo plazo con el dispositivo.
Refrigeración

Dado su reducido tamaño un mini PC posee riesgo a elevadas temperaturas. Algo que puede tener un efecto negativo en el largo plazo. Ya que puede provocar una reducción de la vida útil de tu ordenador. O provocar un funcionamiento más lento del mismo. Algo propenso a ocurrir si tenemos en cuenta que estos dispositivos tienen un tamaño muy reducido. Por eso, tener en cuenta el diseño de la caja puede ser esencial.

Ya que al comprobar el diseño podremos observar si incluye o no ventilador o si tiene un sistema ranuras de ventilación que faciliten la refrigeración del dispositivo. También los materiales pueden jugar un papel determinante. Ya que hay modelos fabricados con aluminio, algunos con aleaciones y algunos tienen partes de plástico. Por lo que es bueno estar atentos en esos casos.

Por tanto, estad muy atentos al diseño que cada dispositivo tiene. Ya que es algo que puede suponer una diferencia notable en su funcionamiento a largo plazo. Y eso no es algo en lo que vosotros queréis hacer compromisos.
Conexiones

Otro aspecto que debemos tener en cuenta es la conectividad del mini ordenador. Tenemos que ser conscientes de las opciones que nos proporciona en este campo. Es importante que el dispositivo cuente con los puertos USB necesarios (Ya sean USB 2.0, 3.0 o USB tipo C). Tenemos que pensar en los accesorios o periféricos que vamos a conectar al dispositivo. Y siempre contar con alguno adicional por si acaso. Ya que nadie quiere tener que desconectar algo para conectar un USB.

En este caso lo importante es la cantidad de conectores con los que el dispositivo cuenta. La posición no es algo que nos importe demasiado a priori. Aunque si la posición en la que se encuentran puede resultar molesta para su funcionamiento, entonces nos lo tenemos que pensar dos veces. Lo ideal es que haya algunas conexiones en la parte frontal. Pero también puede ser que en muchos modelos la mayoría se encuentre en la parte trasera del ordenador.

No sólo los puertos USB son algo a tener en cuenta. Las conexiones de vídeo son algo importante también. Principalmente porque determinan el formato de conexión con la pantalla que vayamos a usar. Y limitan también su resolución. Por tanto, otro detalle al que conviene prestar atención para evitar tomar la decisión equivocada.
Compatibilidad VESA

Puede que esto sea un término algo desconocido para muchas. VESA (Video Electronics Standards Association) es un conjunto de estándares que establecen un determinado formato, tamaño y especificaciones para el montaje de accesorios de monitores y pantallas. Si un accesorio cumple estas especificaciones se puede instalar en la parte trasera de una pantalla. Por tanto, cualquier accesorio que cumpla las especificaciones de VESA se puede instalar en una pantalla. Lo podemos resumir de esta manera.

Por tanto, es importante que comprobemos también si el dispositivo que queremos comprar cumple con el estándar VESA. Porque de esta manera lo vas a poder instalar en la parte trasera de tu pantalla. Algo que además de ser muy útil y práctico, te puede ayudar a ahorrar espacio. Por lo que la recomendación es comprobar si el dispositivo cuenta con esta certificación. Generalmente suele venir especificada en la descripción de un producto.
Accesorios

Hay bastantes modelos que suelen venir con accesorios incluidos ya. Generalmente suele tratarse de un teclado y el ratón. El ratón suele ser inalámbrico. Es un buen detalle por parte del fabricante, ya que nos estamos llevando los accesorios directamente y no tenemos que molestarnos en buscar o comprar un nuevo. Por lo que por ese lado no hay problema.

Te recomendamos la lectura de los mejores teclados del mercado

El principal aspecto que tenéis que tener en cuenta, es que es posible que aquellos mini ordenadores que vienen con accesorios incluidos son algo más caros. No es una regla escrita ni ocurre en todas las ocasiones. Pero suele ser lo más habitual en la actualidad. Lo interesante es que comprobéis cuál es el coste real de estos accesorios. Porque si el fabricante os cobra más por el mini PC con accesorios que comprando las cosas por separado, ya sabéis que no os compensa efectuar esa transacción. Aunque, en la mayoría de los casos el precio es ligeramente superior. No suele alcanzar el valor de ambos accesorios por separado.
¿Mini PC ampliable?

Hay algunos modelos que están pensados para ser un sistema modular. Por tanto, tienes la opción de añadirles otros componentes. Dichos componentes pueden ser una unidad de disco o almacenamiento externo entre otros. Y estos accesorios que añadas se van a montar sobre el propio mini ordenador. De esta forma se crea un único bloque.

Si eres uno de los usuarios que desea poder añadirle alguno de estos accesorios en el futuro, entonces tienes que tener en cuenta un detalle. Y es que debes asegurarte de que el modelo en cuestión tiene una línea propia. Porque sino la tiene ejecutar esta idea no será posible. Y en su lugar te encuentras con multitud de accesorios conectados a tu mini ordenador invadiendo tu mesa. Algo que no deseas.

Comments are closed.